La implantación de una estructura de Cumplimiento Normativo en una Entidad, no siempre es una tarea fácil. Usualmente, se inicia mediante la confección de un Reglamento Interno de Conducta, que permita la designación de las estructuras y herramientas adecuadas para el control de la información privilegiada y para asegurar la libre formación de precios en los mercados de valores. 

     La determinación de las funciones del responsable de Cumplimiento Normativo, su estatuto profesional, el diseño de los programas de control necesarios, la separación de funciones con la auditoría interna, la determinación de los colectivos de personas sujetas, la implantación de un sistema de gestión informatizado, son aspectos en los que los consultores de M.C.C.,S.L. han sido pioneros en España, y ofrecen soluciones adecuadas a las necesidades particulares de cada entidad.